951 53 53 59 hola@iurban.es

¿Por qué surgió?

Antes, las baterías eran irrisorias, pero duraban una barbaridad por el poco consumo de las pantallas de los móviles. Con 800 mAh (miliamperios/hora) un móvil no debía cargarse hasta una semana o 10 días más tarde. Ahora, con paneles de hasta 6,4 pulgadas, nos encontramos con un consumo excesivo.  Por suerte, han llegado los cargadores portátiles y la carga rápida. Es una tecnología que con la llegada de baterías cada vez mas capacidad, se ha hecho imprescindible. Llegamos al punto de necesitar cargadores en la smartcity.

La necesidad de cargar los smartphones en cualquier momento surgió bajo la premisa y las propias necesidades generadas por los usuarios de teléfonos. Es cierto que, con el crecimiento de las Smart City, su significado ha calado más en la mente de la gente, por ello, en muchas ciudades y municipios se han instalado en punto estratégicos de la ciudad unos cargadores para smartphones, puntos WIFI, pantallas de información y un botón de emergencia SOS. Estos puntos se han seleccionado por ser los puntos de mayor uso y tránsito de la localidad.

Cargador solar

El cargador solar ofrece a los ciudadanos la oportunidad de cargar sus móviles en un espacio público a través de un puerto USB.

Cada vez son más las ciudades que están implantando la “moda” de lo sostenible, inteligente y ecoamigable. Recientemente han surgido Cargadores Callejeros Solares que te permiten recargar tu smartphone o Tablet gratis con energía solar.

Un acuerdo entre Rivas Vaciamadrid y la empresa tecnología Situate Sistemas de Información permite al municipio, desde principios de junio, igualarse a otras urbes como Ámsterdam o Londres en cuanto a términos digitales. Suena pretencioso, pero lo cierto es que en Rivas se estableció el primer cargador de móviles callejero, un sistema gratuito que posibilita la recarga de móviles mediante el uso de la luz solar.

Un acuerdo entre Rivas Vaciamadrid y la empresa tecnología Situate Sistemas de Información permite al municipio, desde principios de junio, igualarse a otras urbes como Ámsterdam o Londres en cuanto a términos digitales. Suena pretencioso, pero lo cierto es que en Rivas se estableció el primer cargador de móviles callejero, un sistema gratuito que posibilita la recarga de móviles mediante el uso de la luz solar.

Para su funcionamiento, el Ayuntamiento cede el espacio y la empresa se encarga de la instalación y el mantenimiento. Dispone de varios puertos de entrada USB y micro USB, compatibles con Android y IOS, permite hasta la recarga de seis dispositivos. Funciona con energía solar y está diseñado para un uso sencillo y ecológico. Para evitar posibles ataques o desperfectos, los cables están reforzados con acero inoxidable.

El cargador solar tiene una altura de 2´70 metros, disponiendo de una mesa para dejar los móviles e incluso tres asientos para poder esperar sentado mientras se está recargando el dispositivo móvil. Las condiciones de carga son similares a las que ofrece cualquier cargador conectado a la red eléctrica.

Aunque si es cierto que es un recurso que todavía no se ha implementado mucho en la sociedad, los USBe Charger Street Charger 

están instalados en ciudades como Barcelona, Guipúzcoa, Valladolid, Ibiza y Madrid. Esto se debe a que es una novedad muy reciente, hay planes a corto plazo para una completa instalación en casi todos los municipios españoles.

Cargador iCharge 3.0

Qualcomm fue uno de los pioneros en implementar sistemas de carga rápida con su sistema Quick Charge en dispositivos que equipaban sus procesadores de alta gama, siendo uno de los sistemas de carga rápida más extendidos, tanto en terminales compatibles, como en cargadores y powerbanks. Quick Charge 3.0: es más avanzado que el 1.0 y 2.0, y puede aumentar el voltaje dinámicamente entre 3’6V y 20V, aunque la potencia máxima sigue siendo de 18W.

Quick Charge son tecnologías de carga rápida creadas por Qualcomm que gozan de un uso muy extendido entre los usuarios. Está presente en la mayoría de los dispositivos populares, como los smartphones. Han sido diseñadas con funciones avanzadas de seguridad que protegen tanto al cargador como al dispositivo conectado, evitando los sobrecalentamientos y los cortocircuitos. El mecanismo es muy sencillo, aumentar la “potencia” para que la batería se recargue más rápido, incrementando el voltaje, el amperaje o ambos. Por ejemplo, vamos a comparar la batería con una botella de agua, la carga normal sería como llenarla a cucharadas pequeñas, mientras que el uso de iCharge sería como llenarlo con una manguera a presión.

Quick Charge 3.0 puede ser implementado por cualquier fabricante usando conectores USB Type-A, micro USB, USB Type-C o conectores propietarios. Suele ser un algoritmo y tecnología no exclusiva de los Qualcomm Snapdragon.

El dispositivo siempre será el que pida un voltaje e intensidad máximos y no el cargador, siempre hay un circuito para que los usuarios no degraden la vida de la batería. Por ello siempre será seguro cargar un smartphone con Quick Charge.

Estos cargadores son muy comunes en las localidades españolas y están ubicados en zonas estratégicas y con mucha abundancia de gente o de transcurso de personas. Estos cargadores se colocan en dos posibles sitios. El primero es una estructura ya preparada y dedicada solo a la carga de dispositivos móviles. Tienen muchos USBs para diferentes smartphones, y por otro lado tenemos los tótems o los mupins de información que nos encontramos en la calle. Estos aparte de aportar información, tienen incorporados algunos USBs con los que se pueden cargar también los dispositivos móviles.

Consigue la guía 10 pasos para digitalizar tu municipio

¿Quieres saber cómo digitalizar tu municpio? Bájate nuestro ebook y conoce los 10 pasos para convertirte en un destino turístico inteligente. Si ya has iniciado tu digitalización utilízalo a modo de check list para realizar una autoevaluación. Rellena el siguiente formulario y descarga gratis la guía.